Resequedad vaginal:
causas y tratamiento

La mayoría de mujeres experimentarán la resequedad vaginal en algún momento de la vida. Esta puede ser bastante incómoda ya que puede causar otras molestias como comezón, ardor, y dolor.

Las mujeres usualmente asocian la resequedad vaginal con la menopausia. Esto no es totalmente cierto ya que puede pasarle a cualquier mujer a cualquier edad. Sin embargo es un síntoma común durante la menopausia. No obstante hay muchas otras causas.

Causas de la resequedad vaginal

Hay muchas causas de la resequedad vaginal. Una de las más comunes es la disminución de los niveles de estrógeno. El estrógeno es una hormona femenina que ayuda a la salud vaginal al mantener la lubricación normal de las paredes vaginales, así como la elasticidad y la acidez. Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, las paredes vaginales se vuelven menos elásticas, más frágiles y menos lubricadas.

Una disminución en los niveles de estrógeno puede tener varias causas. La menopausia es una de ellas, así como el estar embarazada y la lactancia. La radiación, quimioterapia y terapia hormonal también pueden impactar sus niveles de estrógeno, causando resequedad vaginal.

La lubricación natural de la vagina también puede verse afectada por algunos medicamentos, por ejemplo medicamentos para la gripa y alergias, así como por condiciones médicas como diabetes y tensión alta.

Síntomas

La resequedad puede estar acompañada de otras molestias vaginales como:

  • comezón
  • ardor
  • picazón
  • dolor
  • dolor durante las relaciones sexuales

"Uno de los tratamientos más usados frecuentemente es el aumentar la humedad vaginal ya sea con geles o lubricantes."


¿Qué se puede hacer con la resequedad vaginal?

Teniendo en cuenta que hay muchas causas diferentes puede ser difícil encontrar el tratamiento correcto. Uno de los tratamientos más usados frecuentemente es el aumentar la humedad vaginal ya sea con geles o lubricantes. Otra forma de tratar la resequedad vaginal es aumentar los niveles de estrógeno.

En la farmacia se pueden encontrar varios productos de cuidado personal, desde lubricantes regulares hasta productos que restauran la humedad natural de la vagina. Asegúrese de escoger un producto con ingredientes naturales, el cual le aliviará los síntomas y estimulará la humedad natural.