Las 5 molestias vaginales más comunes

Toda mujer tendrá alguna molestia vaginal en algún momento de la vida. Estas molestias están en el rango de suaves y simplemente molestos a otros que pueden afectar seriamente la calidad de vida de una mujer o su vida sexual. Las 5 molestias vaginales más comunes son comezón, ardor, resequedad vaginal, secreción, algunas veces combinada con un olor desagradable, e irritación o dolor durante y después de las relaciones sexuales. La causa de estos síntomas no siempre está bien definida o facilmente diagnosticada, y por lo tanto es importante consultar al doctor o ginecólogo si experimenta uno o más de estas molestias.

Comezón vaginal

La comezón vaginal puede ser causada por infecciones, como la candidiasis, la vaginosis bacteriana o una ETS. También puede ser causada por una reacción alérgica o irritante a algunas sustancias como perfumes, jabones, suavizantes de ropa, etc. Otras causas incluyen el usar ropa interior sintética, afeitarse/depilarse, fricción debido al ejercicio físico o resequedad vaginal. Mientras que en la mayoría de los casos las infecciones pueden ser reconocidas por la presencia de una secreción específica, las causas no infecciosas de la comezón no presentan una secreción inusual, pero el tejido vaginal y vulvar generalmente se inflama y enrojece. Para detectar la causa de la molestia trate de eliminar todos los alérgenos potenciales de su zona íntima: no use jabón o perfumes, evite usar toallas higiénicas, protectores o papel higiénico con aroma, deje de usar suavizante para su ropa interior, deje de afeitarse o depilarse por un tiempo, solamente use pantalones hechos de materiales naturales transpirables. Si el problema persiste, contacte a un profesional de la salud.

Ardor vaginal

Una sensación de ardor en la zona vaginal generalmente es causada por una irritación de la piel como consecuencia de rascarse o rasguñarse, o debido a una infección de la vagina o la uretra. Esta sensación puede empezar de repente o puede desarrollarse durante varias semanas. Es importante contactar un profesional de la salud quien verá su historia médica y llevará a cabo un éxamen vaginal, para darle el tratamiento adecuado. En caso de una causa infecciosa, el tratamiento usualmente es con antibiótico o antimicotico. Puede tomar un par de días para que la terapia haga efecto, por eso es buena idea usar productos que refresquen la piel y alivien la comeze e irritación. Estos productos pueden ser comprados sin fórmula médica en forma de aerosoles y geles.

Resequedad vaginal

La resequedad vaginal a menudo es asociada a la menopausia, aunque las mujeres de todas las edades pueden padecerla. Los síntomas incluyen comezón, ardor, dolor durante el acto sexual y dolor en la zona íntima. Aunque estos síntomas pueden parecerse a otras molestias vaginales, la falta inusual de secreción es la diferencia principal. Dependiendo de la causa, la resequedad vaginal puede ser tratada con una terapia hormonal o no hormonal, local u oral. Los humectantes vaginales no hormonales brindan alivio rápido y su efecto puede durar un par de días. Por otro lado, los lubricantes vaginales pueden darle una solución instantánea en el caso del sexo doloroso.

Secreción u olor desagradable

La secreción vaginal es un fluido corporal que ayuda a la vagina a mantener su flora bacteriana, le permite la lubricación durante el acto sexual y brinda protección a los tejidos de su zona íntima. Su apariencia cambia durante el ciclo menstrual y en diferentes etapas de la vida. Sin embargo, la secreción inusual – como blanca, espesa y harinosa, o gris, ligera y con un olor a pescado característico – es una señal de una infección vaginal (vaginosis bacteriana o candidiasis). Los cambios inusuales en la secreción también pueden ser una señal de una ETS u otras condiciones médicas serias. Por lo tanto si nota cambios inusuales en su secreción, contacte a su doctor o ginecólogo.

Irritación y dolor durante o después de las relaciones sexuales

En circunstancias normales, las relaciones sexuales no deberían ser dolorosas. La irritación y el dolor durante o después de las relaciones sexuales pueden ser causados por un gran número de factores. Las causas más comunes son la resequedad vaginal, infecciones vaginales o alergias, pero en algunos casos el dolor puede estar ligado a problemas más serios como un trauma físico (por ejemplo: después de dar a luz), trauma sicológico o hasta cáncer. Si experimenta dolor vaginal de cualquier tipo, es importante que hable con su doctor, encuentre la causa y empiece una terapia adecuada.


"Las 5 molestias vaginales más comunes son comezón, ardor, resequedad vaginal, secreción, algunas veces combinada con un olor desagradable, e irritación o dolor durante y después de tener relaciones sexuales."