¿Puede mi dieta afectar mi salud vaginal?

Una dieta equilibrada es importante para todos los aspectos de tu salud. Tu cuerpo necesita ciertos nutrientes para funcionar bien. La salud vaginal puede verse afectada por una dieta pobre y hacerte más propensa a sufrir problemas comunes relacionados con un sistema inmunitario débil. Lo que comes y bebes puede también afectar al pH de tu vagina y contribuir a los niveles de hidratación o sequedad. Si eres diabética o padeces otro problema de salud que pueda verse afectado por lo que comes o bebes, como obesidad o alergias a ciertos grupos de alimentos, es importante comprobar con tu médico los alimentos a incluir o excluir de tu dieta.

¿Qué alimentos son buenos para mi salud vaginal?

Tu salud general, incluyendo el correcto funcionamiento de tu vagina, funciona mejor con una dieta variada y equilibrada. Como regla básica, tiene sentido seguir las guías generales que recomiendan una dieta rica en fibra, proteínas y nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y ácidos grasos. Deberías evitar o limitar severamente alimentos procesados, grasas y azúcares en tu dieta diaria. Los expertos en nutrición con frecuencia recomiendan que comas un “arco iris” de alimentos, que significa incluir muchos alimentos de distintos colores en tu dieta, desde pimientos rojos a arándanos por ejemplo. Esto es porque el color natural de los alimentos indica altos niveles de ciertos nutrientes beneficiosos y comer un amplio espectro de colores te proporciona una buena variedad de estas vitaminas y minerales esenciales, haciendo que tu dieta sea atractiva a la vez que equilibrada. Las verduras, incluyendo legumbres como lentejas o judías, cereales como quinoa y avena, frutos secos y semillas son buenas fuentes de fibra, proteínas y nutrientes esenciales.

Una nota sobre el azucar

Comer frutas completas te proporciona una amplia variedad de vitaminas y minerales y es la mejor manera de incluir algo de azúcar en tu dieta. Las frutas procesadas o en conserva y beber zumo de frutas puede generar un pico en tus niveles de azúcar en sangre, porque el azúcar se absorbe rápidamente en tu torrente sanguíneo. Cuando comes la fruta completa, incluyendo la piel (cuando es posible), la fibra y los nutrientes ayudan a hacer más lenta la liberación de azúcar a la sangre, lo que significa que tus niveles de azúcar en sangre se mantendrán más constantes. Es menos probable que crezcan bruzcamente y luego caigan. Algunos médicos creen que el azúcar puede empeorar los problemas por hongos. Si tienes tendencia a padecer candidiasis, sería mejor limitar el consumo de azúcar en tu dieta.

Cinco alimentos para estimular tu salud vaginal

El yogur contiene bacterias beneficiosas, como lactobacilos, que pueden contribuir al mantenimiento del pH sano y ligeramente ácido de tu vagina.

Soja. Además de ser una buena fuente de proteínas y otros nutrientes para las mujeres vegetarianas y veganas, los alimentos con soja como el tofu, edamame y tempe contienen fitoestrógenos que ayudan a mantener tu vagina lubricada y funcionando correctamente. Evita productos de soja que intentan imitar productos cárnicos, por ejemplo hamburguesas de soja. Éstos tienden a estar procesados y llenos de sal y otros aditivos poco saludables.

Las paltas contienen muchas vitaminas y minerales útiles como vitamina E, que promueve las funciones hidratantes naturales de la vagina.

Las almendras y otros frutos secos y semillas que contienen altos niveles de zinc son útiles para incluir en tu dieta. El zinc es un mineral importante en la producción de hormonas y contribuye a mantener un sistema inmunitario fuerte.

Alimentos a evitar

Demasiada cantidad de cualquier tipo de alimento, incluso fruta, no es una buena idea. Busca la moderación, variedad y equilibrio en lo que comes. Deberías evitar alimentos procesados con alto contenido en sal, grasa y azúcar; un consumo de alcohol excesivo y demasiada cafeína. La regla general es que los alimentos que son buenos para tu salud general son también buenos para tu vagina.

Bebe mucha agua. Muchas mujeres no beben lo suficiente. Una hidratación adecuada es importante para una función vaginal saludable. El alcohol deshidrata y se convierte en azúcar en tu cuerpo, por lo que vigila su ingesta. Sustituye tu segundo capuchino o copa de vino por un vaso de agua o una infusión sin cafeína. Te sentirás mejor.