Son buenos los baños de vapor para tu vagina?

El baño de vapor vaginal, o del yoni, es una antigua práctica en el que la mujer se pone de cuclillas o se sienta sobre vapor de agua que contiene hierbas como artemisa, romero, ajenjo y albahaca. El baño de vapor es un ritual limpiador y vigorizante que se supone que ayuda al equilibrio de las hormonas femeninas. Entre los profesionales de la salud existen opiniones muy diversas sobre el valor de limpiar manualmente tu vagina mediante la ducha vaginal o utilizar otras técnicas, como el baño de vapor vaginal. Esto se debe a que la vagina es muy eficaz limpiándose ella misma y cualquier pauta de limpieza agresiva, en cualquier método, puede hacer más mal que bien. En la página web de Gwyneth Paltrow, ámpliamente leída por mujeres, aparecían comentarios entusiastas acerca de los beneficios del baño de vapor vaginal, sin embargo nosotros no estamos convencidos. Te contamos el porqué:

¿Vale la pena el baño de vapor vaginal?

Creemos que no.

El vapor está muy, muy caliente, normalmente por encima del punto de ebullición. El riesgo de quemarte la vulva y el tejido vaginal es muy alto. Esto sería extremadamente doloroso e incómodo, y podría conducir a otros problemas como infección en el lugar de la quemadura. Así como el daño potencial a la vulva, el resto del perineo, incluyendo el ano y la uretra, podrían sufrir daños por una mala dirección del vapor. Esto sería doloroso y podría dar lugar a más complicaciones.

Limpiar tu vagina con vapor puede producir sequedad y alterar el equilibrio natural de las bacterias que viven en la vagina. La sequedad vaginal es incómoda y el desequilibrio de la flora vaginal puede provocar problemas bacterianos, tales como inflamación, picor e irritación, vaginosis bacteriana y candidiasis vaginal.

La afirmación de equilibrar las hormonas no es válida. Las hormonas no se producen en la vagina o útero, y el vapor no llega a los ovarios para afectar a las hormonas que ahí se producen.

La eficacia del vapor como “limpiador del útero” es también muy cuestionable. No es probable que el vapor que entre en la vagina llegue al útero, y cualquier flora uterina allí presente debería respetarse y no ser limpiada.

¿Es la ducha vaginal una mejor opción?

Las mujeres que utilizan un mango de ducha para limpiar su vulva pueden estar realizando una ducha vaginal, sean o no conscientes. La ducha no es necesaria, ya que la vagina se limpia a sí misma de manera eficaz. Sin embargo, hay situaciones y momentos específicos en los que para algunas mujeres puede ser de ayuda utilizar una ducha vaginal especialmente diseñada para ello.

No recomendamos utilizar la ducha vaginal cada día. Es probable que quieras utilizar una ducha suave y natural después del periodo o tras las relaciones sexuales. No hay necesidad de utilizar la ducha vaginal con más frecuencia que eso.

Elige cuidadosamente un fluido de ducha suave y natural, y un diseño de ducha ergonómico y fácil de usar, como es Multi-Gyn Ducha Vaginal. Ten siempre cuidado cuando insertes algún objeto en tu vagina y asegúrate de estar tranquila y cómoda antes de intentarlo.